Reportan balance de afectaciones por arremetida de las lluvias en la región

 

Las intensas precipitaciones que durante los últimos días se han registrado en la mayor parte del territorio huilense han causado cuantiosas afectaciones a vías, viviendas, cultivos, acueductos y estructuras públicas. 14 municipios presentan afectaciones.

Por: Gisela Hurtado Celis – @giselahcelis

Desde la Oficina Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, fue dado a conocer el primer reporte de las afectaciones que han provocado las intensas lluvias, tormentas y vendavales que se han registrado en varias poblaciones del departamento.

De acuerdo con la coordinadora de esa entidad Isabel Hernández Ávila, los comités municipales de gestión del riesgo han estado atentos a la situación, referenciando un total de 14 municipios con afectaciones las cuales provocaron daños en 65 viviendas, con un total de 111 personas damnificadas, complicaciones viales en 9 poblaciones huilenses, daños a varias hectáreas de cultivos, el colapso de un colegio en Teruel y suspensiones obligadas de suministro de agua en tres municipios.

La funcionaria manifestó que en todo el departamento se han presentado dificultades por la acción de las lluvias, siendo principalmente municipios del sur, centro y norte los que en mayor nivel han reportado emergencias.

Localidades como San Agustín en donde se presentaron daños por averías y perdidas de la cubierta en 23 viviendas, la destrucción de dos puentes viales y las afectaciones en cerca del 80% de las vías terciarias, hace parte del reporte entregado desde ese municipio.

En Pitalito, se registraron inundaciones en algunos sectores de la zona urbana, algunas afectaciones en viviendas principalmente en la zona rural del corregimiento de Bruselas, deslizamientos en vías rurales y la suspensión del suministro de agua potable a 24.765 usuarios del sector urbano y a 365 del centro poblado Bruselas, además de afectaciones en la vía hacia Mocoa.

En Acevedo, habitantes reportaron la creciente súbita de varios afluentes hídricos por consecuencia de las intensas lluvias, las cuales dejaron incomunicadas a las veredas Bateas, Buena Vista y Bombonal, esto por el arrastre de rocas y lodo que afectó varias estructuras como alcantarillas, muros y bateas.

En Saladoblanco algunas viviendas resultaron afectadas principalmente por la pérdida parcial de sus techos, al igual que fueron reportadas dificultades por caída de derrumbes y daños en carreteras de su zona rural.

En Oporapa directivos de la firma contratista Vías para el Huila quienes adelantan trabajos de pavimentación de la carretera que da ingreso a ese municipio indicaron que los trabajos debieron ser suspendidos de forma transitoria debido a complicaciones viales en la zona donde se depositan los escombros de obra.

En algunas veredas de Suaza, principalmente en la región de la serranía Peñas Blancas, sus habitantes reportaron la presencia de deslizamientos de tierra que afectaron no solo algunas vías, sino también cultivos de café.

En Elías, el suministro de agua potable debió ser suspendido temporalmente por cuenta del inusitado incremento del caudal en la fuente abastecedora que presentaba arrastre de sedimentos.

En Garzón y Guadalupe, algunas veredas presentaron deslizamientos de tierra y afectaciones en la movilidad debido a daños presentados en algunas de sus vías rurales.

Algunas veredas de Neiva, también reportaron afectaciones por la caída de lluvias al tiempo que en Teruel la Biblioteca Pública Municipal presentó inundaciones debido al colapso de un muro de contención.

El caudal del río Pedernal que abastece de agua a más de 1600 hogares aumento su turbidez y generó la suspensión del servicio a los habitantes, además que fue reportado en las últimas horas un daño estructural en las instalaciones del Mega colegio Jaime Lozada Perdomo en donde se atiende a 422 alumnos.

La ruta 45 presenta complicaciones en materia de transitabilidad vehicular dado el alto riesgo de deslizamientos que implican las lluvias en la zona de Pericongo por lo que durante las últimas dos noches el transito debió ser desviado por las rutas alternas de Naranjal y Acevedo con las consecuentes incomodidades para los transportadores; mientras que la vía desde Suaza hacia Florencia no presentó emergencias, sin embargo contratistas que adelantan trabajos en el sector conocido como Los Lagos, indicaron que las obras de mitigación de la emergencia ocurrida en junio pasado llegarán al 90% de lo previsto antes de finalizar el presente mes de octubre.