OPINIÓN: Y continúa la muerte…

0
Compartir:

Y continúa la muerte…

Por: Erikson Julián Castro Sierra

Docente

Con gran tristeza y dolor en nuestro suelo a lo largo y ancho del país sigue cayendo sangre colombiana, creímos que la historia de amenazas, asesinatos, torturas, desaparecidos, huérfanos y viudas no volvería a repetirse, pero hoy nos encontramos con un escenario  que causa preocupación, las cifras de líderes sociales, indígenas y defensores de derechos humanos asesinados crecen de manera espantosa; hoy nos encontramos con más de 180 líderes asesinados en menos de un año, pero no es solo la cifra numérica, es el dolor de muchas familias, es el temor de expresar las opiniones, es el miedo de ser vocero de pueblos olvidados y abandonados, es el pánico de ser líder en las comunidades, es la amenaza de morir por exigir los derechos constitucionalmente concebidos por la carta magna de la república, es la sentencia de aniquilar los sueños de la transformación de la realidad social a través de la democracia dentro de un estado social de derecho, que pareciera solo queda registrada en el papel, porque en la realidad vivimos en medio de zozobra y del miedo, nos encontramos  en un país lleno de plomo para quienes son defensores de los derechos, de los amantes de la defensa del agua y del suelo, de quienes son voceros del sentir social y exigen soluciones ante la mendicidad con la que viven centenares de pueblos y millares de habitantes que anhelan un cambio, pareciera que este país solo necesita de lideres comunales para que hagan campañas electoreras, pareciera que este país solo necesita de lideres que defiendan la explotación minera, los TLC, las políticas neoliberales que día a día asfixian al pueblo colombiano, pareciera que este país solo necesita de líderes que acaten las ordenes de los gamonales políticos de las regiones, hasta cuando seguirán asesinando a nuestros líderes y defensores de los derechos humanos, y peor aún hasta cuando el gobierno nacional aceptara que nos encontramos en medio de un esquema sistemático de asesinatos de líderes sociales, y además como realmente el gobierno garantizara la vida de quienes piensan distinto.

Por el derecho a la vida y a la apertura de la democracia, participativa y social sin que haya temor a morir por expresar las opiniones de los pueblos olvidados, por ellos, por esos muertos no podemos renunciar a la alegría de construir y forjar la esperanza de un patria nueva, donde podamos convivir en medio de todas las diferencias, no más estigmatizaciones a nuestros líderes, y de antemano hay que reconocer, que la NO confrontación armada entre la guerrilla de las Farc y el Ejercito junto a nuestros policías ha sido positiva, las expectativas de vida de estos hombres y mujeres han aumentado y cumplido el acuerdo alcanzado, ese escenario de cambio se siente en las regiones donde el pan diario eran las balas, solo falta que se sigan cumpliendo cada uno de los puntos del acuerdo para poder entregarle a nuestros hijos un país en mejores condiciones, en donde haya oportunidades, salud, educación, trabajo, bienestar, alimentos, vivienda y sobre todo armonía ciudadana, donde la política de paz no sea en los sepulcros, sino en nuestra realidad social.

P.D.

  1. Anhelamos que muy prontamente el ELN y el gobierno nacional alcance un acuerdo para continuar soñando con una Colombia nueva.
  2. Anhelamos que el perdón y la reconciliación sea hereditariamente contagioso en los colombianos y no se siembre más odios, ni rencores ni cizañas en los corazones de Colombia.
  3. Anhelamos que la corrupción junto al narcotráfico sea exterminada con nuevas prácticas políticas, éticas y consecuentes para una justicia social coherente a los sueños sociales.
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here