-OPINIÓN: Por una educación pertinente y de calidad-

0
Compartir:

 

OPINIÓN: Por una educación pertinente y de calidad

Por: Erikson Julián Castro.

Docente.

Luego de tantos años de implementar modelos educativos desde las diferentes experiencias que han ido fracasando, no cabe duda que en Colombia se requiere de una transformación académica que permita no solo la calidad, sino que incentive la armonía social hacia la nueva esperanza de construir una sociedad colombiana con mayor sentido social.

Hablar de educación con ejemplos vergonzantes de nuestros líderes políticos que siendo profesionales desangran nuestro país bajo prácticas corruptas no tiene sentido, pues ellos son quienes orientan y diseñan la política educativa de nuestro terruño, por ende, no cabe duda que mientras se designen ministros de educación bajo una cuota política hacia un partido, seguiremos en un círculo vicioso, donde los jefes de cada cartera responden a intereses políticos y no sociales, es decir, soñar con un Sistema Nacional de Educación, en donde realmente exista una  figura de formar ciudadanos con sentido social, ético, y con una amplia gama de valores sociales que permitan abrir las puertas a una educación popular, que incentive la conciencia de clase, la reflexión, el debate, el liderazgo, y que proyecte desde la juventud una trasformación de la realidad social mediante prácticas alternativas de articulación comunitaria no se verán jamás, en primer lugar porque no hay voluntad política de hacerlo por parte de las ideologías hegemónicas del país (líderes políticos de distintos partidos), segundo, estamos en las mano de las orientaciones que emane e imponga la dinámica internacional a través del F.M.I. ellos son quienes establecen las políticas nacionales, en tercer lugar,  en un sistema capitalista como el nuestro no le interesa ni en lo más mínimo la educación, recordemos que en la actualidad la mejor manera de sintetizar esta situación es sencilla, sino es productivo no es rentable, y la educación la miran desde esta lógica como un gasto y no como una inversión social, cuarto, dentro de esta misma lógica, un pueblo dominado (domesticado)  y medios de comunicación que generan cortinas de humo, jamás despertaran de su “confort social” y seguirán creyendo que los verdugos algún día cambiaran, quinto, la cultura de la mendicidad y del facilismo han hecho que un pueblo nunca piense, un pueblo pensante es un pueblo que proyecta miedo a la clase gobernante, por eso al pueblo hoy les conceden muchos títulos (técnicos, tecnólogos y profesionales) así no sepan nada, lo importante es presentar cifras que Colombia es “educada”.

Despierta juventud colombiana, magisterio y padres de familia, ya es hora de exigir una educación pertinente y de calidad, gratuita e incluyente, no más educación basada en engaños.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here