-OPINIÓN: Por una educación libre de discriminación-

0
Compartir:

Por una educación libre de discriminación.

Por: Yuly Tatiana Unás Herrera

Docente de Ciencias Naturales

El pasado 10 de agosto de 2016 hubo una amplia movilización en las principales ciudades del país,  liderada por sectores conservadores,  quienes se abanderaban por lo que ellos llamaron “los principios de la familia”. ¿Por qué se generó este hecho?

Todo el escándalo se forjó por los comentarios que se publicaron y compartieron  en cuentas de redes sociales  acerca de unas “cartillas” de alto contenido erótico homosexual, (que en realidad son un comic de origen Belga) donde  afirmaban que éstas eran el material que el Ministerio de Educación había enviado a las Instituciones Educativas con el fin de imponer la “ideología de género” a partir de la reforma de los Manuales de Convivencia. Es decir, todo este movimiento se basó en falacias, en mentiras, en sectarismos netamente conservadores que sólo buscan anular la diversidad, imponiendo una única y gris forma de ver el mundo. Abanderados de la moral y de las buenas costumbres salieron a marchar en contra de la diferencia.

Lo que no conocían aquellas personas que se sumaron a la marcha  “por los principios de la familia”, movilización que yo llamo “marcha por la discriminación”, es que las verdaderas cartillas que se encontraban en la página Web del Ministerio de Educación se titulan “Ambientes escolares libres de discriminación”, las cuales explican temas de sexualidad y género con información científica y laica, sin fanatismos ni sectarismos.

Con respecto a la modificación “obligatoria” de los Manuales de Convivencia para imponer la “ideología de género”, también hubo manipulación para desinformar a la comunidad. Lo que realmente estableció la Corte Constitucional a partir de la Sentencia T- 478 de 2015 se puede resumir en dos puntos principalmente: 1) que el Ministerio de Educación debe establecer ruta y protocolos de atención integral de casos de acoso escolar  y  2) Revisar  todos los Manuales de Convivencia  en el país para determinar que respeten la orientación sexual y la identidad de género de los estudiantes.

¿Sabe usted por qué la Corte estableció la Sentencia T-478? ¿Sabe usted quién era Sergio Urrego?

Esta sentencia se creó a partir del caso del joven bogotano Sergio Urrego, quien el 4 de agosto de 2014 tomó la  fatal decisión de acabar con su vida al lanzarse de la terraza de un centro comercial de la capital colombiana. Este triste suceso fue el resultado de la discriminación que Sergio sufrió en su colegio por ser homosexual.

Todo se desencadenó cuando su maestro de educación física le decomisó el celular a una de sus compañeras, en el cual encontró una foto de Sergio dándose un beso con su novio; a partir de ese momento inició el calvario para Sergio: permanentes llamados de atención, reuniones en rectoría y remisión a psicología, porque ser homosexual les parecía antinatural. Fue así como en una de las reuniones citaron a los padres del novio de Sergio quienes no se habían enterado de la orientación sexual de su hijo, siendo este el detonante para posteriormente demandar a Sergio por supuesto acoso sexual, cuando en mensajes de texto era evidente que la relación era consensuada. (Para mayor información sugiero leer la Sentencia T-478).

En el Colegio Castillo Campestre estaba prohibido mencionar el tema de Sergio Urrego, a pesar de ser un estudiante brillante con posturas amplias sobre política, literatura, religión,  orientación sexual y estar becado; de nada sirvieron todas estas cualidades, sencillamente Sergio tuvo que marcharse porque no soportaron que él amara de forma distinta. Sergio se tuvo que retirar de la Institución, pero vinieron otras formas de persecución, negación de documentos o retraso en la entrega de los mismos, matoneo de una y otra forma que sumaron depresión en el corazón de Sergio. Así que esta vez Sergio no decidió marcharse del colegio, Sergio se marchó para siempre, decidió partir de este mundo, ahora Sergio está en otra dimensión.

Soy educadora, no adoctrino, creo firmemente en los DD.HH y educo en el respeto y la diversidad, la inclusión es necesaria, engrandece, nos muestra el mundo de diversos colores. En mis aulas y lugares de trabajo he compartido con la diversidad sexual, religiosa, étnica,  política y física (discapacidades), de allí resultan hermosos procesos de reconciliación y fuertes lazos que permiten mejorar los espacios para la convivencia.

Aquí, a nadie se le está adoctrinando, a nadie se le está enseñando a utilizar tacones ni a maquillarse, aquí se está educando para respetar la diversidad, aquí hay un enfoque de inclusión y de equidad de género, se le está enseñando a respetar al otro u otra por el sólo hecho de ser un Ser Humano, se le está enseñando que la discriminación infunde odio y eso es dañino. No podemos seguir desinformando ni repitiendo discursos llenos de segregación. Lo que se debe incluir en los manuales de convivencia son políticas de no discriminación por raza, sexo, religión o ideología política, lo cual ya estaba contemplado en el artículo 13 de la Constitución de 1991.

Aquí, a nadie se le está imponiendo que sea homosexual o transgénero, aquí se le está enseñando que al otro u otra hay que respetarlo porque aunque seamos distintos de mil maneras, somos iguales en derechos. Buscamos multiplicar el respeto y la inclusión sea cual sea la diversidad, con el fin de que nadie sufra de burla, señalamiento o discriminación.

Hago un par de preguntas: ¿Alguna vez le han perseguido, señalado, juzgado, golpeado, amenazado o discriminado por ser heterosexual? ¿Se ha preguntado alguna vez, cómo se sienten estas chicas y chicos que aman distinto y se sienten distintos?

Para que casos como el de Sergio Urrego no vuelvan a ocurrir,  se debe educar en el respeto a la diversidad sexual. Hay que leer para ampliar las visones que tenemos del mundo y practicar el amor al prójimo que tanto se profesa.

Dejemos de destilar odio, discriminación, no hay que anular la diferencia ni imponer una sola forma de amar, esa forma que se deriva de la heteronormatividad que tanta discriminación ha generado por siglos.

Sergio Urrego, donde quiera que estés quiero que sepas que no has muerto en vano, aquí quedamos muchos que creemos en el respeto por la diversidad y que trabajaremos incansablemente para lograr que las nuevas generaciones puedan vivir en un país respetuoso por la diferencia y constructor de una sociedad más amorosa y humana.

¿Cuántos Sergios Urregos tendremos en nuestras aulas? ¿Por qué oponernos a abrir espacios de inclusión y respeto?

Referencias

Gobierno Nacional. (15 de Marzo de 2013). Ley 1620. Sistema Nacional de Convivencia Escolar y Formación para el Ejercicio de los Derechos Humanos, la Educación para la Sexualidad y la Prevención y Mitigación de la Violencia Escolar. Bogotá, D.C., Colombia: Gobierno Nacional.

Guijarro-Ojeda, J. R. (2004). Addressing Queer/GLBT Issues in the EFL Classroom within the Spanish Educational Context. The Grove, Working Papers on English Studies, 59-70.

Ramos, M. (2012). Manual De Capacitación a Líderes Locales en Masculinidades y Prevención de la Violencia de Género. Lima, Perú: Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)

.Sentencia T-478, Acción de tutela presentada por Alba Reyes (Sala Quinta de Revisión de la Corte Constitucional de Colombia 03 de agosto de 2015).

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here