-OPINIÓN: ¿Paz corporativa o Paz con Justicia Socioambiental? –

0
Compartir:

 

¿Paz corporativa o Paz con Justicia Socioambiental?

Por: Miller Amin Dussán Calderón.

Académico e investigador social.

En un lugar del país cuyo nombre prefiero ocultarlo, durante una reunión de líderes veredales uno de ellos preguntó públicamente: ahora que se desmovilizó las Farc ¿quién va a garantizar la seguridad de este territorio? Esa misma pregunta la escuché en Washington a un asesor de Obama en una reunión de defensores de Derechos Humanos.

¿Qué coincidencia? Sin embargo, la misma pregunta respondía a intereses diferentes.

En el primer caso, la inquietud obedecía a que las comunidades se referían a la invasión de empresas transnacionales para imponer los denominados Proyectos de Interés Nacional y Estratégicos PINES (más represas, fracking, minería) que aprobaron los parlamentarios del Centro Democrático de Uribe ( quien durante sus dos gobiernos concesionó 9.000 proyectos minero energéticos) de la Unidad Nacional de Santos quien pretendía ampliar la frontera para el fracking sin ningún control) de los partidos liberal y conservador y de sectores que se reclaman de izquierda, progresistas, verdes, amarillos, camuflados con la consigna “minería si pero no así” y que hoy el ministro de Minas, el presidente de Ecopetrol y otros comparten para liquidar de un solo pupitrazo en el Congreso las Consultas Populares y los Acuerdos Municipales mediante los cuales se viene prohibiendo los PINES (que para favorecer a las transnacionales se aprueban con coimas, sobornos-Odebrecht), para proteger el Patrimonio Ecológico del país.

Precisamente la preocupación del asesor de Obama era quién va a garantizar la seguridad de los PINES, no sólo la jurídica cuyos litigios se resuelven en Tribunales de arbitramento internacional controlados por las multinacionales y sus organismos financieros, sino la garantía para que los movimientos sociales no se opongan a los PINES y las comunidades sean despojadas de sus territorios utilizando la fuerza si se resisten a abandonarlos. Se entendió, entonces, el sentido de aportar 400 millones de dólares para el “Plan Paz Colombia” con el propósito de invertir en la seguridad de los negocios razón por la cual el ejército debe dedicarse a cuidarlos desde Batallones minero energéticos para consolidar la Paz Corporativa Extractivista contra la Paz con Justicia Socioambiental que se defiende desde las resistencias territoriales y avanza con la participación directa de las comunidades acudiendo a los mismos mecanismos establecidos en la Constitución y contra los cuales el capital corporativo a través del Estado ha lanzado una campaña mediática para liquidarlos porque no se puede afectar “la confianza inversionista” ni los intereses de las transnacionales que son los mismos de quienes aprobaron los PINES incorporados al Plan de despojo y de ecocidio del presidente Santos.

Desde ya debemos articular todos los movimientos de resistencia para defender la Paz con Justicia Socioambiental y avanzar en la construcción del PODER TERRITORIAL SOBERANO Y AUTÓNOMO.

Asoquimbo.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here