-OPINIÓN: La lucha de los educadores en Colombia-

0
Compartir:

La lucha de los educadores en Colombia.

Por: Erikson Julián Castro Sierra.

Docente.

Ya han pasado varios días del paro nacional del magisterio y no se ha logrado solucionar las exigencias de los educadores colombianos, pero ¿cuál ha sido el problema?

Existe una política educativa nacional que se enmarca en las líneas del neoliberalismo, es decir que percibe la educación desde la óptica económica, en donde la economía es la principal fuente del desarrollo de una nación, relegando la educación a la subordinación de las leyes del mercado.

Para ser más explícito, en el neoliberalismo se debe reducir los gastos sociales (que debería ser inversión y no gasto) para tener capacidad competitiva en el libre mercado, la educación debe ser una inversión social, pero en un estado capitalista con un modelo neoliberal como lo es Colombia, la educación se percibe como un gasto social, por ende, se reduce el presupuesto en la educación minimizando el rubro educativo y eso es lo que ha acontecido en nuestro país.

Para contrarrestar esta realidad social los países se ciñen a campañas publicitarias engañosas, en el caso de la problemática educativa nacional, esas campañas están patrocinados por los grandes medios de comunicación comerciales del país (en donde sus dueños son dos grandes familias adineradas) transmitiendo una información parcializada donde genera una información falsa colocando a los docentes como los malos del paseo, promueven una imagen de un paro injustificado, expresiones como que los docentes han abandonado ocho millones quinientos de niños y que  los padres de familia no saben qué hacer con la niñez colombiana, ante la insensatez de los profesores.

La lucha de los profesionales de la educación es precisamente una lucha popular, anhelan que el pueblo despierte de las mentiras con las que los gobernantes han dominado la mente a través de los medios de comunicación, los cuales así como tienen una alta responsabilidad de litros de sangre derramados en la guerra, también tienen una alta responsabilidad de tapar las problemáticas sociales del país, a través de cortinas de humo, como promover los problemas de Venezuela pero no las colombianas, manifestar y replicar mentiras para gobernar al pueblo más feliz del mundo como catalogaron alguna vez a Colombia, es así como hoy se sigue comportando la estrategia para tapar la realidad social de nuestro país.

Los maestros de Colombia están en paro, exigiendo presupuesto para la educación,  reclamando una alimentación escolar digna en donde no se siga engordando a la corrupción, los maestros alzan su voz para que se invierta el 7,5% del Producto Interno Bruto a la educación y no el  3,6% como lo hacen hoy, los maestros salen a la calle exigiendo que los grados de pre jardín y jardín sean ofrecidos en las instituciones públicas y no solo en las privadas, los maestros hacen movilizaciones y marchas pidiendo coherencia de la gratuidad de la educación, no es posible hablar de gratuidad cuando el aseo, la conectividad, libros, útiles y proyectos educativos son asumidos por los padres de familia, los maestros están en las calles exigiendo dotación de mobiliario, bibliotecas, servicio de internet, cocinas y comedores saludables, además de asignación de psicólogos en las instituciones educativas y reducir la relación estudiante por docente para no tener hacinamiento en las aulas.

Esa es la razón de los educadores por la cual se vieron obligados a ir a un paro y gracias a una reforma constitucional del año 2007 (gobierno Uribe) el cual determino con el congreso de la republica reducir la inversión educativa, perdón gasto educativo desde la óptica neoliberal,  es decir hay desfinanciación hoy de la educación pública estatal y se necesitan recursos, por ello es que están protestando los educadores colombianos, para que el pueblo despierte con una educación de calidad y digna para nuestros hijos.

P.D. Este paro que lidera los profesores de Colombia tiene el apoyo de las secretarías de educación del país, el gobernador del Huila, algunos concejos municipales, movimiento estudiantil, directivos docentes, entre otros, solo falta el apoyo  organizado de los padres de familia, apoyo de las comunidades y que definitivamente aprendamos a elegir nuestros gobernantes, llevamos más de  doscientos años eligiendo a los mismos creyendo que van a gobernar a favor del pueblo, pero la realidad se repite una y otra vez más, los ricos son cada día más ricos y los pobres más pobres, aumentando esa brecha social.

Y por último sintonizar medios de comunicación alternativos, porque definitivamente los medios de comunicación comerciales tienen controlado el pensamiento crítico social de la gran mayoría de la sociedad colombiana, el pueblo debe tener conciencia de clase y defender los intereses de las comunidades, no la de los ricos, se requiere de una educación de calidad para el pueblo en donde se empodere de su propia transformación de la realidad social y no seguir esperando promesas y salvadores políticos que nunca piensan para el pueblo.

No faltara aquel despistado que dirá, pero los educadores fueron los que apoyaron al actual presidente, y la respuesta es SI, pero sabiendo que era la única oportunidad de acabar un conflicto armado que acabo con muchas vidas, pero también se sabía que la violencia social y económica se mantendría en alza (con A o con B se mantenía el modelo económico), porque los ricos jamás renunciaran al neoliberalismo, por eso el apoyo que no fue a la paz, sino a terminar un conflicto armado, porque para llegar a la paz no es solo el silenciamiento de los fusiles, es inversión social, educación, salud, justicia e inclusión y la oligarquía  colombiana no le interesa para nada estos factores, por ende si hoy estamos como estamos  es porque hemos elegido siempre el mismo camino.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here