OPINIÓN: ¿Hacer trizas los acuerdos?

0
Compartir:

¿Hacer trizas los acuerdos?

Por: Erikson Julián Castro Sierra

Docente

Luego de los hechos de violencia que se presentaron en el departamento del Cauca, en el cual tres uniformados de la Policía Nacional fueron asesinados y en donde los medios de comunicación informaron oportunamente, no cabe duda que los argumentos de parar la guerra se consolida, precisamente eso es lo que se pretende, que no tengamos más muertos por culpa de las balas, se quiere que no haya más viudas y huérfanos, pero no es ético ni  justo que usen estos hechos de sangre para desprestigiar los esfuerzos de acabar la guerra, mínimamente estas familias que padecen el dolor de la perdida de sus seres queridos, merecen respeto, pero no solo ellos, también  los familiares de líderes sociales, defensores de derechos humanos, indígenas, sindicalistas entre otros que han sido asesinados (más de 170 asesinatos en un año de civiles), pero no se hacen públicos estos lamentables sucesos, además de excombatientes que quieren dejar las armas y que hoy hacen parte de los cementerios de Colombia, aquí todos los muertos duelen igual, el campesino, el niño, la mujer, el joven, el adulto mayor, toda bala que se dispara dirigida a un ser humano, produce dolor a las familias, por ello lo importante de terminar el conflicto armado en Colombia sin ocasionar más muertes.

Muchos creían que la terminación de la guerra era a través de la firma de un papel, muy equivocados están, para acabar la confrontación armada se debe garantizar el cumplimiento de los acuerdos y reducir esa brecha social que alimenta el desequilibrio de la sociedad, lo anterior debido a esa ola  de desempleo, pobreza, corrupción, malos servicios de salud,  alza de impuestos, legislación a favor de los ricos, etc, esto hace que no haya una equidad social y mucho menos justicia, detonando el inconformismo y la rabia del pueblo que toma la decisión de optar por la violencia como única vía de subsistencia en algunos casos, otros la delincuencia, es decir lograr aniquilar la lucha armada es cumplir con unos mínimos sociales, que desafortunadamente no se cumplen en nuestro país, obviamente eso no justifica la muerte de ningún colombiano, pero se hace necesario que se entienda que la paz no es el silenciamiento de los fusiles, y que lo que se anhela por ahora es acabar el conflicto armado con uno de sus actores, pues hay muchos, como son  paramilitares, otras guerrillas diferentes a la actual que se incorpora a la vida civil, bandas criminales, grupos armados organizados, que persisten en tener las  armas como opción de vida, en conclusión si hoy hay más de 7000 personas que no quieren proseguir por la vía armada (como algunos miembros de las FARC ahora como grupo político) y que además hay más de 7000 armas menos, eso es un paso gigantesco para transformar la realidad social de Colombia, eso hace que la opción no sea volver trizas los acuerdos, sino exigir el cumplimento de los acuerdos.

 

 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here