OPINIÓN: Entre los ecos del odio y el rencor o Patria Nueva

0
Compartir:

 

Entre los ecos del odio y el rencor o Patria Nueva

Por: Erikson Julián Castro Sierra

Docente.

Luego de meditar con calma la reacción violenta de algunas personas por la campaña política de las Farc en plaza pública asumiendo su rol como  partido político, es palpable  y entendible que existen heridas profundas en muchas familias, pero lo extraño, es que esas personas que han sido víctimas del conflicto armado están en plena disposición de perdonar y reconciliarse con sus verdugos,  los que han asumido un papel de rencor, rabia y odio, en su mayoría son las personas que han vivido el conflicto armado por televisión, y peor aún, dirigentes políticos que alimentan sus discursos a través de la confrontación y la polarización de este país, aprovechando los  micrófonos y la plaza pública para incentivar la violencia, es inaudito que estos personajes tengan eco en la población y su reacción sea de violencia.

Es natural que en una democracia existan diferencias, es natural que una negociación política al conflicto armado, no haya consenso en la población, es natural que en un proceso de reincorporación a la vida civil de insurgentes existan protestas, pero lo que no es natural y carece de toda lógica, es que se use la violencia para protestar contra un grupo que hizo actos de violencia, y mucho más que se proteste contra un solo actor violento, aquí también hubo errores de otros grupos armados y no armados que promovieron la muerte, fuerzas estatales como el ejército y la policía, grupos guerrilleros y paramilitares, bandas criminales organizadas, además de empresas y políticos aliados de la guerra; en ese orden de ideas, es notorio que los actos de rechazo a las Farc como partido político está en el marco de la democracia, lo que no pude suceder en un estado social de derecho, es que se use como línea política ideológica la violencia, el desconocimiento de la diferencia; que hayan carteles, movilizaciones en rechazo a los grupos o dirigentes políticos, creo que no hay problema, el problema es que pasen a acciones vandálicas y no permitan la participación y expresión de las ideas públicamente, es decir, no es posible que una campaña política en pleno proceso electoral, se use en función del desprestigio del adversario, creo que debieran es en centrarse en la propuesta de construir un país en armonía social, y no en hablar mal del otro, procuren hacer valer sus propuestas por lo integral de las mismas y no como hoy por hoy se percibe en la publicidad y discursos políticos de algunos sectores.

Si existen diferencias como las hay, que sea a través del debate argumentativo y no al debate violento, lleno de mentiras y cizaña que promueve la violencia, señores y señoras que rechazan el acuerdo con la FARC , los invito a que usen la inteligencia, si en realidad quieren opacar las ideas del contrario, promuevan foros, conversatorios y asambleas que demuestren cuan tan equivocados estuvieron los alzados armas, por ahora su estrategia de alimentar la rabia en los colombianos, hacen que les dé la razón a la insurgencia de la decisión de haber tomado las armas, pues si no hay participación, tolerancia a la diferencia, respeto hacia el otro, ni mucho menos una real democracia, sencillamente tenía razón la existencia de una guerrilla, los invito a que sean sensatos, se supone que los violentos son las Farc, no ustedes, pero hoy los papeles se han invertido, hay una Farc cumpliendo los acuerdos y con un discurso de perdón, reconciliación y de construir apoyados en la democracia, pero existen unos políticos metiendo trabas para que no se logre la implementación de los acuerdos, pareciera ilógico, pero es así, por ello replanteen la estrategia, queremos una Colombia democrática, incluyente, con justicia social donde nunca más las armas y la violencia sean un camino.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here