OPINIÓN: “El Quimbo va porque va”, Diez años después

0
Compartir:

 

“El Quimbo va porque va” Diez años después

Por: Miller Amin Dussán Calderón

Catedrático y líder social.

Hace 10 años los gobiernos Nacional, Departamental y Municipales, los gremios económicos, partidos políticos, sin excepción, todos los parlamentarios del Huila, diputados y concejales, las Asociaciones exportadoras de tilapia que controlan la represa de Betania, contratistas, periodistas, clérigos y pastores, “todos a una” celebraron la sentencia de despojo y ecocidio de Álvaro Uribe Vélez “El Quimbo va porque va”, sin estudios científicos independientes y contra la Constitución y la Ley.

La mayoría participaron de la repartición de la torta en el “Palacio de Narquiño”, como lo bautizaron en la época gritaban: ¡contratos, contratos! Años después hasta los ricos comenzaron a chillar porque les contaminaron el río y le destruyeron parte del negocio de Betania, despreciando a los pescadores artesanales y a sus trabajadores. Perdieron la esperanza en ampliar el negocio con Jaulones en el embalse del Quimbo y contratistas demandaron a Emgesa porque no les cumplieron con el pago de lo acordado.

Más tarde, el Gobernador del Huila se hizo elegir cooptando la consigna de Asoquimbo: “No a las represas ni al fracking”. Se erigió como defensor de las víctimas y de los intereses regionales arrasados por Emgesa y la ANLA. Instaló una Mesa Ambiental presionada por los defensores del Territorio y se lució con un discurso elocuente en la Audiencia Pública Ambiental realizada en Garzón, preparada con Asoquimbo y Tierra Digna donde las víctimas inscribieron cerca de 1000 ponencias.

La ANLA, oficina de negocios de transnacionales, se burló del Gobierno del Huila y de las víctimas. Se interpusieron Acciones de Tutela y de desacato y exigencia de suspensión de la Licencia Ambiental avalada, que ironía, por parlamentarios cuyo vocero en la Audiencia fue Macías, “el de Uribe en el Huila”, marioneta del titiritero de la “fiesta de títulos mineros en los páramos”, como lo denuncia Guillermo Perry.

Los Tribunales, fallaron a favor de la ANLA y de Emgesa, que es la misma cosa, después de que los parlamentarios elegidos, los mismos que aplaudieron la decisión dictatorial de Uribe, hoy deben estar celebrando no sólo la decisión del Tribunal de Cundinamarca sino la orden de sus jefes Germán Vargas Lleras e Iván Duque Márquez de aprobar en el Congreso una Ley Estatutaria que suprima las Consultas Populares y los Acuerdos Municipales por considerarlos obstáculos para “acelerar las locomotoras del desarrollo” (fracking, represas, minería) fuentes de coimas como en el caso de Odebrecht, empresa financiadora de campañas presidenciales de Santos y Zuluaga.

Ahora, los extractivistas depredadores, están presionando a la Corte Constitucional para que de un sólo pupitrazo liquide la Sentencia T-445/16 después de la Audiencia Pública convocada para el 12 de abril. Solo la resistencia social lo evitará si nos levantamos “todos a una” a Defender el Territorio, el Agua y la Vida.

Defensores del Territorio y Asoquimbo continuarán en su camino iniciado hace 10 años como un compromiso vital con nuestros hijos y nietos que jamás nos perdonarán la cobardía, al no ser capaces de movilizarnos desde ya por el Buen Vivir en nuestros Territorios.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here