-OPINIÓN: El dolor del Putumayo-

0
Compartir:

 

 

 

Por: Erikson Juliá Castro

Docente.

 

A mis hermanos del putumayo,

No hay palabras que logre consolar la trágica situación que enfrentan hoy cada habitante del municipio de Mocoa, las escenas impactantes invaden nostálgicamente las fibras sentimentales y emocionales del llanto que derrama nuestra alma…

Respirar profundamente y esperar unos segundos para tratar de sacar fuerzas para lograr levantarse de este golpe tan duro que propina la vida, es uno de los primeros pasos que se da para poder seguir avanzando, no cabe duda que en la retina y en los recuerdos de millones de colombianos hoy nuestro corazón le pertenece al putumayo, solidaridad, hermandad y fraternidad es la marcha de los valores sociales hacia esta tierra del sur colombiano.

El dolor del putumayo, es el sinónimo de años de olvido, es el grito de millones de habitantes a lo largo y ancho del país que se encuentran  en total abandono, Mocoa se encuentra en plena consternación, anonadados todo Colombia y el mundo, pero con la firmeza de iniciar una nueva historia, donde se tengan en cuenta las propuestas de los cultivadores de Coca, la inversión social para los sectores vulnerables de cada rincón del Putumayo, carreteras, agua potable, energía, conectividad, salud, recreación y educación, son las condiciones mínimas que requieren todo un pueblo que resiste a la explotación minero-energética, abandono estatal, estigmatización social por la violencia y el narcotráfico, y ahora los estragos sobrenaturales.

La esperanza es el motor de la reconstrucción de Mocoa, la fe del Putumayo y la convicción de no olvido de los seres queridos sepultados bajo el suelo donde germinara la nueva generación de la capital de la paz de Colombia.

 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here