-OPINIÓN: Dejemos morir a Las Farc-

0
Compartir:

Dejemos morir a Las Farc.

Por: Erikson Julián Castro Sierra.

Docente.

Al leer opiniones en las redes sociales, no cabe duda de la existencia de un sector de la población colombiana, que no quieren dejar morir a las FARC, mucho más cuando se acercan las elecciones parlamentarias y presidenciales de nuestro país, es decir, las FARC para ellos es el caballito de campaña, son los que no admiten que hay un avance significativo a la desaparición de la lucha armada en Colombia (se ofuscan por saber que hay hombres y mujeres excombatientes que quieren aportar a la reconciliación, a través del arte, la cultura y el folclore)  por ende el discurso de guerra se va quedando sin argumentos y necesitan de las FARC para continuar con vigencia, por ello lo más antagónico a una ideología de odio, rencor y muerte, es precisamente la terminación de la confrontación armada, ahora quienes son los que realmente sufren por la implementación de los acuerdos, ¿serán las víctimas?, ¿serán los pueblos olvidados y allanados por la miseria?, ¿serán nuestras fuerzas militares y policiales?, ¿serán las familias humildes del país?, ¿Quiénes son los que sufren por la implementación de los acuerdos?.

Quienes sufren por la terminación de la guerra, son quienes han vivido  y lucrado de ella, es decir, la hegemonía politiquera de algunos dirigentes que han hecho de la guerra un discurso ideológico, multiplicando el dolor, el rencor y el odio a través de mentiras y falsedades, y aprovechando toda acción para tratar de deslegitimar lo único bueno de este gobierno, que es acabar con las FARC a través de la vía política, sí por la vía política, es decir, aceptar que no se pudo acabar un grupo armado ilegal por vía militar, con una inversión archimillonaria de más de 50 años y que lo único que dejo fue miseria, viudas, huérfanos, desplazados y dolor de millones de familias colombianas no era el camino, ahora la apuesta es que ese mismo grupo continúe su lucha pero no por la vía armada sino por la decisión del pueblo colombiano y que sea en las urnas donde el pueblo decida si sus políticas son consecuentes a lo que necesita el país, históricamente las guerrillas colombianas desmovilizadas no se han consolidado como alternativa de poder y han ido desapareciendo del escenario político, siempre se han castigado en las urnas, por ende cual es el temor, ah si, los que viven del discurso, que Santos es castrochavista (esa es la máxima de las mentiras, Santos es un hijo de cuna de oro y ha defendido el modelo económico neoliberal igual que todos los presidentes de la república de Colombia)  que impunidad de las FARC (otra mentira, hay castigo para los delitos de lesa humanidad), que las armas de juguete (el mecanismo de verificación y monitoreo ha recibido el armamento y no es de juguete),  que le entregaron 10 voces en el congreso de cerca de 250 congresistas (será que 10 es más que 250, y que podrán hacer siendo minoría extrema) etc, también estarán condenados a su desaparición, por ello señores y señoras, dejemos morir a las FARC, que la implementación continúe y que muy pronto a través de la verdad, la justicia, reparación y no repetición, logremos entender que este era el mejor camino, y que por ello solo quienes temen y deben rendir cuentas a la justicia especial de paz, son quienes trataran de impedirlo, (habrá muchas sorpresas, 53 años de guerra donde hay verdades ocultas, noticias falsas en las cuales fuimos engañados, autoatentados, financiamiento de estructuras armadas, autosecuestros, como ratificación de crímenes de la guerrilla y falsos montajes de la fuerza militar), ese es el miedo a descubrir la verdad, por ello algunos no quieren dejar morir a las FARC y perpetuar la guerra.

Siempre nos han relatado la historia desde un solo punto de vista, Escuchemos otra percepción. (aunque algunos no tienen necesidad de escucharla, la han vivido y los medios de comunicación la han manipulado a favor de los intereses de la clase dominante del país).

Que las FARC desparezcan del escenario de la guerra y asuman sus errores junto a los demás actores armados, y que sea la confrontación de sus ideas y proyectos por la vía política lo que alimente la transformación de la realidad social de Colombia, NO MAS GUERRA, NO MAS LITROS DE SANGRE DERRAMADOS DE COLOMBIANOS.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here