Internos de la cárcel en Rivera además del hacinamiento soportan escasez de agua

0
Compartir:

 

Más de 1.800 internos, de los 900 con los que el centro penitenciario soporta en su infraestructura vienen padeciendo una serie de inconvenientes de tipo sanitario y por hacinamiento, a las enfermedades que padecen en algunos patios, se suma la dificultad para acceder al agua potable.

Por: Héctor Fabio Muñoz Figueroa – @hefamu1

Como muy preocupante, y de alto riesgo no solo para la población recluida, sino también para el personal que labora y quienes visitan a sus familiares o amigos en el centro carcelario, fue calificada la situación que se viene presentando en el Establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad Carcelaria de Rivera, debido a dos situaciones que se están presentando.

Una de ellas está relacionada con las complicadas condiciones de hacinamiento, que según directivos y autoridades está duplicando la capacidad al tener cerca de 1.800 personas en sus patios, situación que desde hace varios meses generó una serie de dificultades relacionadas con problemas de tipo sanitario que inclusive llevaron a la declaratoria de restricción para evitar complicaciones con la diseminación de enfermedades contagiosas.

La segunda dificultad, y que talvez puede agravar el problema de salud tanto de los internos, como del personal que labora o quienes frecuentan dicho penal, está relacionado con la falta de un sistema de abastecimiento de agua potable que permita llevar a cabo las actividades de aseo personal y limpieza de los espacios de ese centro carcelario.

Según el director Juan Carlos Reyes Ramírez, el problema se presenta porque el sitio que está ubicado en la vereda Río Frío de Rivera, no cuenta con un suministro de agua acorde a las necesidades propias del penal, habiendo quedado insuficiente el servicio además de presentarse serias dificultades en el tratamiento y disposición final de las aguas servidas.

Para hacer frente la dificultad, se contrató el suministro de agua por medio de carros cisterna, sin embargo, estos resultan además de insuficientes, costosos por la alta demanda de líquido que se tiene, lo que en varias ocasiones ha originado diversas complicaciones.

Esa dificultad, que fue denunciada por la personería de Neiva ante la Secretaria de Salud Departamental y la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios-USPEC, motivó que se gestara un convenio entre esa dependencia del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario Inpec y el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo FONADE, a fin de lograr la construcción de un pozo profundo con el cual se pueda poder abastecer de agua y de forma autónoma el lugar.

Sin embargo, y pese a que los recursos ya fueron asegurados y el proyecto está listo para dar inicio, una nueva dificultad se presentó y tiene que ver con la necesidad de contar con una licencia ambiental que deberá otorgar la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM, tanto para permitir el funcionamiento del pozo profundo y la planta de purificación del agua, como la de la planta de tratamiento de las aguas residuales.

El director de la cárcel de Rivera, dijo que está a la espera que dicha licencia que ya fue tramitada, se emita pronto para poder llevar a cabo los trabajos que tanto se requieren y con ello se evite una emergencia sanitaria.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here