En el día del periodista, compañeros recuerdan a Flor Alba Núñez.

0
Compartir:

 

 

A un día de cumplirse cuatro meses del asesinato de la periodista laboyana, no solo no se conocen aspectos relacionados con el proceso de investigación, sino que sus compañeros, recuerdan con nostalgia a la periodista que hoy no está para celebrar el 9 de febrero.

Por: Gisela Hurtado Celis.

Muchos saludos y exaltaciones por el día del periodista  hoy 9 de febrero, se le reconoce al gremio su labor y esfuerzo por hacer algo de lo que todos están atentos, informar. Pero el 9 de febrero terminará en unas horas y todo seguirá igual, especialmente el caso de la periodista asesinada el 10 de septiembre pasado Flor Alba Núñez quien es la gran ausente en esta celebración.

270186_sip

Mañana 10 de febrero se recordará como el día que partió en dos la historia reciente del periodismo en el Huila, el día que arrancaron cada pétalo de la Flor que más amaba el periodismo, el día que sembraron el terror entre el gremio, el día que violentaron y censuraron el ejercicio periodístico incluso sin que la gente lo sepa. Lo más preocupante de esta situación, es precisamente el silencio sobre el caso y la investigación que dé con el paradero de los autores intelectuales. Solo desinformación de algunos medios amarillistas que no actúan con responsabilidad y que acusan a diestra y siniestra buscando autores y culpables, bajo la mirada silenciosa de la gente. Solo especulaciones sobre el caso por parte de muchos y tristeza de una familia que no se repone ante la pérdida irreparable, pues Flor Alba es hoy día del periodista, la gran ausente, la que no está pero la que siempre será recordada como la mártir del periodismo, la mujer que dijo la verdad siempre que defendió el mundo del periodismo a pesar de lo hostil que puede resultar ejercer la profesión en medio de pocas garantías para hacerlo.

cf3e0f1962ced58a48e4be9a62517da5_1447124695

Varios serán los homenajes que durante el día de hoy ofrecerán a los periodistas las autoridades y distintas instituciones, pero el homenaje más grande y sensible, sería resolver de una vez por todas el caso de Flor, para que no caiga en el cajón de la impunidad, en el mismo en el que reposa el caso de Nelson Carvajal Carvajal.

La celebración será a medias ante la ausencia de quien nunca regresará y peor, en saber sobre las condiciones con las cuales se ejerce esta profesión, una de las más riesgosas y menos valoradas. Hoy día del periodista colombiano, vale la pena decir a mil voces, “Podrán cortar todas las flores del jardín, pero nunca detendrán la primavera”.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here