Empleados de la concesionaria Aliadas denuncian el no pago de su salario

 

La situación ha sido repetitiva indican los quejosos, quienes expusieron su inconformismo por la demora en el pago del salario que devengan. A esta fecha aún no les cancelan lo correspondiente al mes de enero.

Por: Gisela Hurtado Celis – @giselahcelis

No paran los problemas para los empleados de la Concesionaria Aliadas para el Progreso en materia salarial. Semanas atrás operarios, conductores y personal contratado para laborar en las vías en distintos oficios, denunciaron a través de este medio de comunicación, la demora en el pago del sueldo que además se cancela de manera mensual.

En las últimas horas se conoció de una nueva situación donde los obreros denuncian una demora de casi 15 días para recibir el dinero ganado correspondiente al mes de enero. Indican los quejosos que se trata de una situación frecuente y, que la firma Nexarte Servicios Temporales a quien Aliadas contrató para que se haga cargo de acciones como contratación de personal, pago de nómina, liquidaciones y demás, está incumpliendo en el pago de las obligaciones adquiridas.

“Ya pasaron los 5 días hábiles donde uno da un tiempo para que se nos cancele el salario, y nada que nos pagan el sueldo de enero y nadie nos responde”, señaló una persona que tiene vínculo contractual con Aliadas a través de Nexarte Servicios Temporales.

Indican que lo que más les molesta es el caso omiso a sus peticiones pues a pesar de haber hecho los reclamos correspondientes, ni Aliadas ni Nexarte les responde. Indicaron que acudirán a la oficina de trabajo adscrita al Ministerio de Trabajo con sede en Pitalito, para poner esta situación en conocimiento y, de esta manera, sea solucionada.

Además, recalcaron en dialogo con este medio informativo, que Aliadas debe asumir su responsabilidad pues, aunque la contratación se realiza por medio de la firma de servicios temporales, la concesión debe responder no solo por el mantenimiento vial, sino por el pago de los salarios de los empleados y por el riguroso seguimiento para que no ocurra esta clase de situaciones.