Drama en una familia de Garzón por extraña enfermedad cutánea de sus dos hijos

0
Compartir:

 

Según relató la joven madre quien reside en la vereda San Antonio del Pescado, sus hijos nacieron sin piel en varias partes del cuerpo y tras complicados tratamientos la patología cutánea no parece detenerse, la preocupación radica en las dificultades económicas para costear los gastos médicos.

Por: Hector Fabio Muñoz Figueroa – @hefamu1

Una angustiosa situación padece una familia de agricultores residente en la vereda San Antonio del Pescado en Garzón, ante una enfermedad cutánea con la que nacieron sus 2 hijos de tres y dos años.

Ingrith Tatiana Corredor la madre de los menores, indicó que tras quedar embarazada a sus 19 años tuvo una gestación normal, pero al momento del parto notó que su niño había nacido sin piel en los pies y las manos, mientras que su cuero cabelludo presentaba un enrojecimiento anormal, lo que hizo que le fueran practicados algunos exámenes.

En un niño con “piel de mariposa”, como se conoce comúnmente a esta dolencia, cualquier roce provoca que la piel “se despegue”.

El diagnóstico tras dos exámenes fue concluyente, su hijo padecía epidermólisis bullosa, una enfermedad genética cutánea rara que causa una extrema fragilidad de la piel y las mucosas.

Ahí comenzó el sufrimiento de la pareja de esposos quienes con esfuerzos impensados recorrieron consultorios y visitaron dermatólogos, médicos, especialistas, laboratorios y cuanto lugar les era indicado como opción para mermar el sufrimiento de su hijo que no parecía mostrar mejoría.

Uno de los diagnósticos médicos realizado, les indicó que la lesión cutánea de su hijo que se conoce como “piel de mariposa”, no tiene entre sus causas el tipo genético, un nuevo embarazo les calmó la preocupación pues la llegada de otro hijo les daría cierto consuelo para soportar las tristezas y preocupaciones.

Fue así como meses después nació una hermosa niña sin embargo ésta también presentaba ausencia de piel en sus manos, pies, parte de la cabeza y pústulas en algunas partes del cuerpo, algo que los golpeó anímicamente pese al buen estado de salud con que su nueva hija llegó al mundo.

De ahí en adelante, tanto las preocupaciones como los gastos para asumir los tratamientos de sus hijos han sido interminables, máxime por las limitadas condiciones económicas de su esposo quien vive del jornal en la vereda. El drama no parece terminar pues pese a haber iniciado un programa de planificación familiar, éste falló y la joven madre vuelve a estar en embarazo, lo que mantiene en zozobra a la pareja por el riesgo que su tercer hijo nazca con la misma patología.

Clamando la solidaridad ciudadana y el apoyo de las instituciones, los angustiados padres solicitaron la colaboración para sortear los dolorosos tratamientos a que constantemente por prescripción médica son sometidos sus dos hijos, además de los gastos en medicamentos, pañales y otros propios de los viajes a Neiva para los controles semanales que son recetados y que los tienen al borde del desespero.

Reiteraron en acudir a la solidaridad ciudadana dejando a disposición el numero celular 3125222630 a donde pueden llamar las personas o instituciones interesadas en brindar cualquier tipo de apoyo.

Información/Fotos: Miguel Antonio Parra Méndez.
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here