Desempleo y jóvenes, ¿no hay alternativa? Por: Yamid Silva Vera

0
Compartir:

Los jóvenes, son el presente y representan el futuro próximo, son fuerza pujante que impulsa el progreso y el desarrollo; sin embargo constantemente luchan y se enfrentan a fuertes desafíos, retos y problemas buscando nuevos ideales, oportunidades e inclusión  y su natural rebeldía los impulsa a escudriñar la manera de conseguirlos a pesar de que no existen en los territorios como en el Huila y Pitalito políticas públicas reales, serias y contundentes  que generen oportunidades para su completo desarrollo integral.

En Colombia, la juventud se define como el grupo comprendido entre los 14 y 28 años, según Ley 1622 de 2013. Esta población cuenta con 12,5 millones de personas, es decir, la cuarta parte del total de colombianos. El Gobierno ha sancionado leyes como la gratuidad en la educación del grado preescolar a once, cero por ciento de interés en los créditos con el Icetex y el programa Jóvenes en Acción. En materia laboral, el panorama no es tan positivo desde la institucionalidad pues aunque afirman que se crearon cerca de 700 mil empleos, lo que ayudó a disminuir la tasa de desempleo juvenil de 21,5 % a 17,5 %;  se han rajado en políticas, programas e iniciativas que se implementen desde las regiones que busquen generar el primer empleo a los jóvenes.

Un limitante para que los jóvenes accedan al empleo, es la carente oportunidad de acceder a educación superior-técnica y la falta de experiencia esto repercute en el momento de acceder a un empleo digno, donde se sientan útiles a la sociedad y en el cual aporten con su talento y creatividad¸ recibiendo un salario digno y promoviendo su desarrollo integral.

Sin embargo la esencia radica en la falta de voluntad política interinstitucional para que se implementen políticas públicas que activen la Ley 1429 de 2010 de Generación y Formalización del Primer Empleo, Ley 1014 de 2006 del Emprendimiento y la Ley del Estatuto de Ciudadanía Juvenil  1622 de 2013 y se establezcan políticas e inversiones desde los ámbitos social, educativo y laboral que respondan a las dinámicas y contextos de los territorios.

Por otro frente a los nuevos gobiernos locales 2016-2019 en el Huila con Carlos Julio González Villa y en Pitalito con Miguel Antonio Rico Rincon; la tarea consistirá en no rajarse en la implementación del anterior marco normativo en cada territorio y crear las propias cifras y programas no basándose únicamente en las del Gobierno Nacional, implementar alianzas interinstitucionales con la empresa privada, promover el emprendimiento y empresarismo, generar la asociatividad y la empresa juvenil, apoyar las iniciativas productivas, implementar campañas permanentes a los empresarios para sensibilizarlos y que no exijan experiencia entre otros.

A los y las jóvenes les queda el reto de seguir luchando por obtener un protagonismo real en la construcción de esta sociedad, enfrentar con creatividad, responsabilidad y esfuerzo  las dinámicas regionales en búsqueda de la inclusión y el desarrollo de sus potencialidades y talentos.

 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here