De forma satisfactoria avanzan obras de construcción de acueducto rural en Altamira

 

Cerca de 50 familias de la vereda Pajijí de Altamira verán en pocas semanas solucionada su carencia de acceso al agua potable, gracias a un proyecto por valor de 698 millones de pesos que la alcaldía de ese municipio está ejecutando.

Por: Gisela Hurtado Celis – @giselahcelis

De forma satisfactoria avanzan en la vereda Pajijí de Altamira los trabajos de construcción de un acueducto veredal que, tras más de 70 años de espera, por fin solucionará la carencia del vital líquido a cerca de 50 familias residentes en ese sector.

José Jaime Muñoz Cardozo líder y habitante de dicha vereda manifestó que tras insistir por varios años para que fuera atendida la petición de dotar del agua a sus vecinos, finalmente se logró la voluntad política suficiente para llevar a cabo los trabajos.

La instalación de la red de distribución desde la vereda Naranjal Timaná, que es donde se realiza la aducción del sistema muestra un evidente avanza y se espera que en pocas semanas la tubería quede totalmente instalada, llegando hasta los cuatro sistemas de reservorio que el diseño del proyecto definió para garantizar el suministro.

Se avanza además en la instalación de las redes domiciliarias y la instalación de micro medidores los cuales garantizarán un consumo racional indicó el dirigente comunitario.

Los habitantes de Pajijí, fueron contratados por el constructor para que suministren su mano de obra en las labores de apertura de brechas y en la adecuación de los sistemas de almacenamiento de agua.

Se aspira a que en unas cuatro a cinco semanas se concluya la fase de instalación y se puedan hacer las pruebas correspondientes para iniciar con el almacenamiento de agua e iniciar con su distribución.