El café del Huila y el biscocho de Altamira, amparados por la Superintendencia de Industria y Comercio.

0
Compartir:

 

 

Alrededor de 22 productos con la Denominación de Origen, están amparados por la SIC y considerados, embajadores del país, ante el mundo.

Por: Gisela Hurtado Celis.

 

El Café de Colombia, quizás el producto por el que más se reconoce a nuestro país en el exterior, fue la primera denominación que acogió la Superintendencia de Industia y Comercio (SIC), en 2005. Desde eso, otras cuatro variedades de café (de Nariño, de Cauca, de Huila y de Santander) y otros 17 productos de toda la geografía colombiana han sido reconocidos por este sello de distinción, que le confiere a los productos algo así como una condición de embajadores de Colombia ante el mundo.

Como explica la Superintendencia, las Denominaciones de Origen “son los nombres de ciertos lugares que se han vuelto famosos porque de ellos provienen ciertos productos que, por sus características y calidades especiales que se deben esencial o exclusivamente a dicho medio geográfico, han adquirido gran reputación y, por ello, los consumidores tienden a preferirlos sobre productos similares que no gozan de dicho reconocimiento”.

Productos como el Sombrero Aguadeño, la Mopa Mopa Barniz de Pasto o la Cerámica Artesanal de Ráquira están protegidos por la SIC, lo que constituye un amparo legal en caso de reproducciones, imitaciones, o productos que se aprovechen de la reputación que envuelven sus nombres. Las Denominaciones de Origen también benefician el posicionamiento de los productos autóctonos en el mercado, a la vez que minimiza los riesgos de engaño o confusión por parte del consumidor y le generan confianza a este.

Información: Semana.
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here